Category Archives: Motivacion

El presente perfecto

foto_present_perfect

En la vida, así como en el lenguaje, existen tiempos de conjugación mediante los cuales expresamos lo que queremos; por ejemplo, existe un único tiempo perfecto, el cual llamamos “ahora”, ya que “ahora” es el único momento en que puedes tomar acciones que mejoren lo que hiciste en tu pasado y “ahora” es el momento de decidir lo que te espera en tu futuro… ArBo…

Perspectivas con los años

sueño

A veces es interesante mirar atrás y observar ese “yo” con ganas de comerse al mundo, el reflejo de las metas que se definieron en un momento, las ilusiones de la juventud; y asi darnos cuenta de la filosofía de vida que nos movía en ese momento…. Con el paso del tiempo, nos volvemos mas viejos, mas sabios, mas inteligentes; sin embargo, también nos volvemos mas realistas, mas crudos, con menos capacidad de soñar.

Los invito a revisar el pasado y recobrar esa chispa de ingenuidad que los lleva a ver el futuro con una perspectiva llena de esperanzas y sueños por cumplir… ArBo…

Carta de una niña para la Humanidad

 8612938552_46b093c73b

Hola, soy Severn Suzuki y hablo por ECO (Environmental Children’s Organisation), Organización Infantil del Medio Ambiente. Somos un grupo de niños de 13 y 14 años de Canadá intentando lograr un cambio: Vanessa Suttie, Morgan Geisler, Michelle Quigg y yo. Recaudamos nosotros mismos el dinero para venir aquí, a cinco mil millas para deciros a vosotros, adultos, que tenéis que cambiar vuestra forma de actuar.

Al venir aquí hoy, no tengo una agenda secreta. Lucho por mi futuro. Perder mi futuro no es como perder unas elecciones o unos puntos en el mercado de valores. Estoy aquí para hablar en nombre de todas las generaciones por venir. Estoy aquí para hablar en defensa de los niños hambrientos del mundo cuyos lloros siguen sin oírse. Estoy aquí para hablar por los incontables animales que mueren en este planeta porque no les queda ningún lugar adonde ir.

No podemos soportar no ser oídos. Tengo miedo de tomar el sol debido a los agujeros en la capa de ozono.  Tengo miedo de respirar el aire porque no se que sustancias químicas hay en el. Solía ir a pescar a Vancouver, mi hogar, con mi padre hasta que hace unos años encontramos un pez lleno de canceres. Y ahora oímos que los animales y las plantas se extinguen cada día, desvaneciéndose para siempre.
Durante mi vida, he soñado con ver las grandes manadas de animales salvajes y las junglas y bosques repletas de pájaros y mariposas, pero ahora me pregunto si existirán siquiera para que mis hijos los vean.

¿Tuvieron que preguntarse ustedes estas cosas cuando tenían mi edad?

Todo esto ocurre ante nuestros ojos y seguimos actuando como si tuviéramos todo el tiempo que quisiéramos y todas las soluciones. Soy solo una niña y no tengo todas las soluciones, pero quiero que se den cuenta: ustedes tampoco las tienen. No saben como arreglar los agujeros en nuestra capa de ozono. No saben como devolver a los salmones a aguas no contaminadas. No saben como resucitar un animal extinto. Y no pueden recuperar los bosques que antes crecían donde ahora hay desiertos.

Si no saben como arreglarlo, por favor, dejen de romperlo.

Aquí, deben ser delegados de gobiernos, gente de negocios, organizadores, reporteros o políticos, pero en realidad sois madres y padres, hermanos y hermanas, tías y tíos, y todos vosotros sois el hijo de alguien. Aun soy solo una niña, y se que todos somos parte de una familia formada por cinco billones de miembros, de hecho por treinta millones de especies, y todos compartimos el mismo aire, agua y tierra.
Las fronteras y los gobiernos nunca cambiaran eso. Aun soy solo una niña, y se que todos estamos juntos en esto y debemos actuar como un único mundo tras un único objetivo. En mi rabia no estoy ciega, y en mi miedo no estoy asustada de decir al mundo como me siento.
En mi país derrochamos tanto. Compramos y despilfarramos, compramos y despilfarramos, y aun así los países del Norte no comparten con los necesitados. Incluso teniendo mas que suficiente, tenemos miedo de perder parte de nuestros bienes, tenemos miedo de compartir.
En Canadá vivimos una vida privilegiada, plena de comida, agua y protección. Tenemos relojes, bicicletas, ordenadores y televisión.
Hace dos días, aquí en Brasil, nos sorprendimos cuando pasamos algún tiempo con unos niños que viven en la calle.

Y uno de esos niños nos dijo: “Desearía ser rico, y si lo fuera, daría a todos los niños de la calle comida, ropas, medicinas, hogares y amor y afecto”.

Si un niño de la calle que no tiene nada esta deseoso de compartir, ¿por que somos nosotros, que lo tenemos todo, tan codiciosos? No puedo dejar de pensar que esos niños tienen mi edad, que el lugar donde naces marca una diferencia tremenda, que podría ser uno de esos niños que viven en las favelas de Rio; que podría ser un niño muriéndose de hambre en Somalia; una victima de la guerra en Oriente Medio o un mendigo en India. Aun soy solo una niña y se que si todo el dinero gastado en guerras se utilizara para acabar con la pobreza y buscar soluciones medioambientales, que lugar maravilloso seria la Tierra. En la escuela, incluso en el jardín de infancia, nos enseñan a comportarnos en el mundo. Ustedes nos enseñan a no pelear con otros, a arreglar las cosas, a respetarnos, a enmendar nuestras acciones, a no herir a otras criaturas, a compartir y no ser codiciosos.

¿Entonces por que salen fuera y se dedican a hacer las cosas que nos dicen que no hagamos?

No olviden por que asisten a estas conferencias, lo hacen porque nosotros somos sus hijos. Están decidiendo el tipo de mundo en el que creceremos. Los padres deberían poder confortar a sus hijos diciendo: “todo va a salir bien”, “esto no es el fin del mundo” y “lo estamos haciendo lo mejor que podemos” .Pero no creo que puedan decirnos eso mas. ¿Estamos siquiera en su lista de prioridades?

Mi padre siempre dice: “Eres lo que haces, no lo que dices”. Bueno, lo que ustedes hacen me hace llorar por las noches.  Ustedes, adultos, dicen que nos quieren.

Os desafío: por favor, haced que vuestras acciones reflejen vuestras palabras.
Gracias.

Armonía y Amor
María luisa

Lecciones de Vida de Regina Brett

Escrito por Regina Brett, 90 años, de “The Plain Dealer”, Cleveland , Ohio

“Para celebrar la llegada a mi edad avanzada , una vez escribí las 45 lecciones que la vida me ha enseñado. Es la columna mas solicitada que jamás había escrito.” Mi odómetro llego a los 90 en agosto, así que aquí les va la columna una vez mas:

1. La vida no es justa, pero aun así es buena.
2. Cuando tengas duda, solo toma el siguiente paso pequeño.
3. La vida es demasiada corta para perder el tiempo odiando a alguien.
4. Tu trabajo no te cuidara cuando estés enfermo. Tus amigos y familia si. Mantente en contacto.
5. Liquida tus tarjetas de crédito cada mes.
6. No tienes que ganar cada discusión. Debes estar de acuerdo en no estar de acuerdo.
7. Llora con alguien. Alivia mas que llorar solo.
8. Esta bien si te enojas con Dios. El lo puede soportar.
9. Ahorra para el retiro comenzando con tu primer cheque de nomina.
10. Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.
11. Haz las paces con tu pasado para que no arruine el presente.
12. Esta bien permitir que tus niños te vean llorar.
13. No compares tu vida con otros. No tienes ni idea de lo que se trata su travesía.
14. Si una relación tiene que ser secreta, no debes estar en ella.
15. Todo puede cambiar en un parpadear de ojos. Pero no te preocupes, Dios nunca parpadea.
16. Respira profundamente. Esto calma la mente.
17. Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o gozoso.
18. Si algo no te mata, en realidad te hace mas fuerte.
19. Nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz. Pero la segunda depende de ti y de nadie mas.
20. Cuando se trata de perseguir aquello que amas en la vida, no aceptes un ” no” por respuesta.
21. Enciende las velitas, utiliza las sabanas bonitas, ponte la lencería cara. No la guardes para una ocasión especial. Hoy es especial.
22. Prepárate de mas, y después sigue la corriente.
23. Se excéntrico ahora. No te esperes a ser viejo para usar el morado.
24. El órgano sexual mas importante es el cerebro.
25. Nadie esta a cargo de tu felicidad, mas que tu.
26. Enmarca todo llamado “desastre” con estas palabras: “En cinco años, ¿esto importara?”
27. Siempre elige vida.
28. Perdónale todo a todos.
29. Lo que las otras personas piensen de ti no te incumbe.
30. El tiempo sana casi todo. Dale tiempo al tiempo.
31. Por mas buena o mala que sea una situación, algún día cambiara.
32. No te tomes tan en serio. Nadie mas lo hace.
33. Cree en los milagros.
34. Dios te ama por lo que Dios es, no por lo que hayas hecho o dejado de hacer.
35. No audites la vida. Solo llega y aprovéchala al máximo hoy.
36. Llegar a viejo es mejor que la alternativa— morir joven.
37. Tus niños solo tienen una niñez.
38. Todo lo que verdaderamente importa al final es que hayas amado.
39. Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.
40. Si todos apiláramos nuestros problemas y viéramos los montones de los demás, rápido arrebataríamos de regreso los nuestros.
41. La envidia es una perdida de tiempo. Tu ya tienes todo lo que necesitas.
42. Lo mejor esta aun por llegar.
43. No importa como te sientas… párate, arréglate y preséntate.
44. Cede.
45. La vida no esta envuelta con un moño, pero sigue siendo un regalo.

La Vida

No importa con que propósito vengamos a este mundo, no importa incluso que vivamos sin propósito, el solo hecho de nuestra existencia es un milagro… El solo hecho de nacer y al nacer llorar con todas nuestras fuerzas para decir que estamos vivos es un milagro…

Por eso lo más importante que podemos hacer es vivir, no importa como o que hagamos, pues siempre habrán momentos de tristeza, felicidad, odio, amor. Incluso a veces podremos tener al mismo tiempo todos esos sentimientos reunidos en nosotros mismos originando un caos total… Pero al final de todo eso predominara la vida, y como el solo hecho de vivir es un milagro, eso da como resultado la felicidad…

Por eso solo les puedo desear que vivan, que disfruten su existencia por pequeña e insignificante que pueda ser para este mundo o aún peor, para este universo, pero a la final es nuestra vida y no de nadie más…

Sueltate de la Soga

Sueltate de la Soga

Había una vez un hombre que estaba escalando una montaña. Estaba haciendo un escalamiento bastante complicado, una montaña en un lugar donde se había producido una intensa nevada. El había estado en un refugio esa noche y a la mañana siguiente la nieve había cubierto toda la montaña, lo cual hacía muy difícil la escalada. Pero no había querido volverse atrás, así que de todas maneras, con su propio esfuerzo y su coraje, siguió trepando y trepando, escalando por esta empinada montaña. Hasta que en un momento determinado, quizás por un mal cálculo, quizás porque la situación era verdaderamente difícil, puso el pico de la estaca para sostener su cuerda de seguridad y se soltó el enganche. El alpinista se desmoronó, y empezó a caer en medio de una cascada de nieve.

Pasó toda su vida por su cabeza y cuando cerró los ojos esperando lo peor, sintió que una soga le pegaba en la cara. Sin llegar a pensar, de un manotazo instintivo se aferró a esa soga. Quizás la soga se había quedado colgada de alguna amarra… si así fuera, podría ser que aguantara el chicotazo y detuviera su caída.

Miró hacia arriba pero todo era ventisca y la nieve cayendo sobre él. Cada segundo le parecía un siglo en ese descenso acelerado e interminable. De repente la cuerda pegó el tirón y resistió. El alpinista no podía ver nada pero sabía que por el momento se había salvado. La nieve caía intensamente y él estaba allí, como clavado a su soga, con muchísimo frío, pero colgado de este pedazo de lino que había impedido que muriera estrellado contra el fondo de la hondonada entre las montañas.

Después de mirar a su alrededor pero no había caso, no se veía nada. Gritó dos o tres veces, pero se dio cuenta de que nadie podría escucharlo. Su posibilidad de salvarse era infinitamente remota; aunque notaran su ausencia nadie podría subir a buscarlo antes de que parara la nevisca y, aun en ese momento, como sabrían que el alpinista estaba colgado de algún lugar del barranco.

Pensó que si no hacía algo pronto, este sería el fin de su vida. Pero ¿qué hacer? Pensó en escalar la cuerda hacia arriba para tratar de llegar al refugio, pero inmediatamente se dio cuenta de que eso era imposible. De pronto escuchó una voz que venía desde su interior que le decía “suéltate“. Quizás era la voz de Dios, quizás la voz de su sabiduría interna, quizás la de algún espíritu maligno, quizás una alucinación…. y sintió que la voz insistía “suéltate“… “suéltate“.

Pensó que soltarse significaba morir en ese momento. Era la forma de parar el martirio. Pensó en la tentación de elegir la muerte para dejar de sufrir. Y como respuesta a la voz se aferró más fuerte todavía. Y la voz insistía “suéltate“, “no sufras más“, “es inútil este dolor, suéltate“. Y una vez más él se impuso aferrarse más fuerte aún, mientras conscientemente se decía que ninguna voz lo iba a convencer de soltar lo que sin lugar a dudas le había salvado la vida. La lucha siguió durante horas pero el alpinista se mantuvo aferrado a lo que pensaba que era su única oportunidad.

Cuenta el equipo de rescate, que al otro día encontraron a un alpinista colgando muerto, congelado, agarradas sus manos fuertemente a la cuerda… A TAN SOLO MEDIO METRO DEL SUELO…

¿Y tú que tan aferrado estas a tu soga? ¿Te soltarías?

Solo tu puedes Cambiarte

Les dedico estas palabras de Neruda, ojalá y les funcionen tanto como a mí.

 

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie porque  fundamentalmente tu has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar corrigiendote.

El triunfo del verdadero hombre surge de las cenisas del error, nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean. hay quienes en tu mismo lugar supieron vencer, las circunstancias son buenas o malas segun la voluntad o fortaleza de tu corazon, aprende a convertir toda situacion dificil en un arma para luchar; No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfrentate con valor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos, no te amargues de tu propio fracaso ni se lo cargues a otro.

Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y ninguno es tan terrible para claudicar; Deja de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu nececidad de tu dolor, de tu fracaso, si tu has sido el ignorante, el irresponsable, tu unicamente tu nadie pudo haberlo sido por ti; No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente; Aprende de los audaces, de los fuertes. imita a los energicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones y vencieron a pesar de todo;

Piensa menos en tus problemas y mas en lo que amas y tus problemas sin aliento moriran; aprende a nacer desde el dolor, y a ser aun mas grande; mirate al espejode ti mismo, comienza a ser sincero contigo mismo, reconociendote por tu valor, tu voluntad y por tu debilidad para justificarte; recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo, reconociendote a ti mismo mas libre y fuerte.

Dejaras de ser un titere de las circunstancias, porque tu mismoeres tu destino y nadie puede sustituirce en la construccion de tu propio destino; levantate y mira por las mañanas y respira la luz del amanecer, tu eres parte de la fuerza de la vida, ahora desperta, camina lucha decidetey triunfaras, nunca pienses en la suerte porque la suerte es el pretexto de los fracasados

PABLO NERUDA