Tag Archives: Productividad

Productividad para perezosos

Productividad para perezosos

El día de hoy quiero compartirles algunos fragmentos del libro de Productividad para perezosos de Borja Prieto, el cual me pareció una excelente herramienta para mejorar mi productividad con técnicas sencillas que de verdad pueden hacerse.

Y es que, si eres indisciplinado, si cambias de intereses cada dos por tres, si eres de los que olvidan citas, si trabajas muchas horas pero no sabes en qué se te va el tiempo, si tu idea de archivar un documento es echarlo en un cajón con otro montón de papeles… necesitas leer este libro sobre técnicas de productividad personal escrito para personas como tú.

Qué es la procrastinación, cómo convertirla en una herramienta productiva, distinguir entre deberes y metas, técnicas concretas para mejorar la productividad, herramientas… todo esto está en este libro, explicado de manera sencilla y asequible y basado en la práctica.

Dicho esto, vamos a algunos fragmentos del libro que puedes utilizar para mejorar tu productividad:

Continue reading

La técnica de un día tras otro

un día tras otro

Está comprobado que el 95% de las personas no establecen sus objetivos por escrito. Del 5% que sí lo hace, el 95% nunca termina por tomar acción y comenzar a hacer que las cosas sucedan. ¿No resultan estos datos increíbles? La mayor parte de personas realizan planificaciones detalladas para organizar simples viajes de un fin de semana, y no toman el compromiso de dedicar algo de tiempo a planificar el viaje más importante de todos: su propia vida. Y del pequeño grupo de personas que si realiza ese proceso de planificación, muy pocas se mantienen tomando acción hasta que la cosas comienzan a suceder, y sus mayores objetivos se convierten en realidad.

De hecho, el 85% de las declaraciones de buenas intenciones que suelen hacerse al final del año, jamás llegan más allá de la primera semana del año. Estas resoluciones, como los objetivos en la vida, son muy fáciles de establecer, pero requieren disciplina y esfuerzo para ser alcanzados. Por ejemplo, un estudio reveló que de 18.000.000 de fumadores que habían dejado de fumar al menos por un día, solo 1.300.000 dejó de hacerlo por al menos un año.

Para alcanzar cualquier objetivo que realmente merezca la pena, has de estar dispuesto a poner un alto nivel de compromiso. Has de tener un deseo tan ardiente de lograr ese objetivo, que te provea de la energía necesaria para persistir a pesar de la tentación de volver al antiguo patrón de comportamiento más cómodo.

Pero para lograrlo vas a necesitar altas dosis de motivación. Y la motivación llega por un lado por ese deseo de alcanzar algo, pero también por la certeza interna que tengas de que lo vas a lograr. Si partes con la idea en mente de que no lo vas a lograr, te garantizo que estás en lo cierto: no lo lograrás. Pero de igual modo, si crees con fé absoluta que puedes hacerlo, no importarán ni el tamaño ni la magnitud de los obstáculos que aparezcan en el camino: ¡Terminarás lográndolo!

Para lograrlo hay una técnica que suele dar muy buenos resultados: La técnica de “un día tras otro”.

 Imagina que quieres comenzar a hacer ejercicio cada mañana a primera hora. Imaginarte levantándote pronto todos los días de tu vida puede ser tremendamente abrumador y desmotivante. Pero si simplemente decides enfocarte en hacerlo por un día, se transformará en algo muy sencillo. Todo el mundo puede levantarse pronto un día para hacer algo de ejercicio. Y cuando lo hayas logrado, pasa a pensar en tu compromiso para el día siguiente. Y poco a poco, casi sin darte cuenta, comenzarás a implantar un nuevo hábito. Recuerda siempre que los hábitos se crean por la suma de acciones repetidas diariamente a lo largo de un determinado periodo de tiempo. Mantén el enfoque en esa filosofía del día a día, y observarás como avanzas con fuerte determinación hacia esos objetivos que más valoras.

 Por supuesto que también es necesario un fuerte deseo y una actitud perseverante con este proceso de un día tras otro, no es así?, pero es mucho más sencillo lograr grandes objetivos de este modo, antes que centrarnos en conseguir todo el objetivo a la vez.

 Una persona que había tratado infructuosamente durante años de iniciar un estilo de alimentación saludable se embarcó en el proceso de un día tras otro. Cada mañana, se decía a si misma que durante ese día solo iba a permitirse comer alimentos saludables y se comprometía a ello por las próximas 24 horas. Al día siguiente volvía a repetir su compromiso, y así sucesivamente. Al cabo de unos días, comenzó a notar un aumento en su nivel de energía espectacular, que le permitía hacer más cosas y de manera más efectiva. Eso aumentó su motivación, lo que hizo que el proceso se tornase cada vez más sencillo. Y finalmente, al cabo de unos meses, su nuevo estilo de alimentación era un hábito firmemente anclado en su sistema nervioso. Había creado una gran transformación en su vida, pero de una manera sencilla a través del método un día tras otro.

 Tener grandes objetivos no es suficiente. Has de tener una razón poderosa que te impulse a convertir ese objetivo en realidad. Eso alimentará tu deseo y te aportará la fortaleza necesaria para comprometerte en su logro. Si asocias un fuerte dolor al comportamiento que deseas cambiar, o a no lograr tu objetivo, te será mucho más sencillo emprender las acciones necesarias para que el cambio se produzca.

 Y por supuesto, la próxima vez que quieras desarrollar un buen hábito, eliminar algún hábito negativo, o lograr cualquier objetivo de gran envergadura, utiliza la técnica de un día tras otro. ¡Los resultados te asombrarán!

Visión para programar

windowslivewritervisinparaprogramar-c787programacion-2

CÓMO NO HAY QUE ACTUAR:

– Me siento delante del ordenador, cargo los programas que necesito, defino tablas según se me ocurra (nombre, apellidos, dirección, teléfono) [10 minutos], me pongo a picar código, diseño las pantallas de la aplicación para que maneje altas, bajas, modificaciones y consultas [30′], engancho con la BBDD, hago las consultas, pruebo, corrijo, vuelvo a probar, veo que todo va bien [1h] y me tomo una cervecita y me digo que soy un monstruo…

TIEMPO = 2h
Aún me falta meter los datos de la gente para que me sea útil.

– Pero luego se me ocurre que, además del teléfono quisiera tener el móvil, así que me meto en la BBDD, toco la tabla para incluir un nuevo campo “movil” [5′], toco el código para que tenga en cuenta ese campo, lo que requiere redefinir las estructuras internas [10′], controles de diseño para albergar ese nuevo dato en altas, bajas, modificaciones y consultas [20′], meterle mano a las consultas a la BBDD [20′], probar, corregir, volver a probar [20′], ponerle comentarios al código [20′] y tomarme otra cervecita y decir… ahhh, ahora está como yo quiero.

TIEMPO: 2h, aproximadas.

– Voy a empezar a meter los datos de la gente que tengo, porque para probar sólo he metido algunos… y resulta que mi amigo Fulanito tiene dos teléfonos fijos y tres móviles. Joder, esto no lo soporta mi aplicación, me cago en la leche. Bueno, tampoco es tan difícil… Retoco la BBDD para tener en cuenta este cambio, por lo que ya no será una tabla, sino más… una para nombres, apellidos, dirección, código postal, provincia y lo que se me ocurra; otra para tener teléfonos (fijo, móvil) y una tercera que relaciones a estas dos (supongamos que es Access)… [30 minutos], retoco el diseño de la app. [40′], retoco las consultas y el código para que muestre lo que yo quiero [1h], pongo más comentarios [30′], pruebo, corrijo y vuelvo a probar [30′]… y me voy dando cuenta que el código ya no es tan “perfecto” como la “primera versión”, pero me digo que ya lo haré mejor, lo modularizaré y eso… Bueno, me tomo una cocacola, me fumo un pitillo y suspiro de orgullo pq ya tengo lo que quiero. Ya meteré al día siguiente todos los datos.

TIEMPO: 3h30′, más o menos

– Hablando con Mengano por el MSN me dice que sería mejor si incluyera el correo electrónico de cada uno para tener la agenda más completa. Joder, el puto email, pero mira que no ocurrírseme antes… mierda… Me pongo… [20′] para meter una tabla de emails y adaptar la BBDD, ya sabéis, relaciones y demás, [40′] para ajustar el diseño de las altas, bajas, modificaciones y consultas, [50′] para tocar el código y que haga bien las cosas, [40′] para reajustar, de nuevo, los accesos por código a la BBDD, [50′] para pruebas, puesto que ahora, casualmente, hay más “errorcillos” que tengo que corregir, [30′] para los comentarios al código… [50′] para meter los datos de la gente que tengo, para dejarlo todo fetén.

Nuevas pruebas para corregir los errores tras introducir nuevos datos [30′]. Entonces me digo que el código está un tanto desordenado, que los comentarios no son todo lo buenos que quiero, que el diseño podría mejorarlo mucho, pero que ya lo haré, que lo principal funciona. Jeje, soy el puto amo…

TIEMPO: 5h, aproximadamente.

– Ahora quiero meter a Sutanito, que es un colega del MSN, pero que no tengo su teléfono. Cuando voy a meterlo con mi superchachiprograma, resulta que la BBDD me obliga a introducir un teléfono, al menos, puesto que si no se descojona la integridad referencial.

Joder… eso no lo había tenido en cuenta. No es mucho… Retoco la BBDD, me saltan advertencias de relaciones, pruebo el código, veo que algo no anda bien, hago pruebas, sigo probando… Tras 2 horas, lo dejo todo, más o menos.
Al meter a Beatriz, que está como un queso, resulta que su teléfono es el mismo que Julia, puesto que son primas, pero la jodida base de datos no me deja meter un mismo teléfono para dos personas… vaya… una metedura de pata… Bueno… Arreglarlo me va a costar un tiempo, así que paso de hacerlo porque estoy hasta los huevos y decido poner en el nombre “Beatriz y Julia”.

Ya lo cambiaré. Además, me sale que Paco tiene un número de 8 cifras, en lugar de 9… joderrr… tenía que haber comprobado por código que tenían que ser 9 números, ni más ni menos, además de darme cuenta de que si meto una letra en el campo del teléfono, se me descojona la aplicación con un error fatal.

Vaya, otra comprobación que no hago. Y si Juan tiene 5 correos electrónicos, sólo he tenido en cuenta que pueda tener uno… Además, James Bond, un colega de USA, tiene un código postal distinto al de España y mi programa no lo acepta… vaya… otro fiasco… Y encima, Pepe que cumple 30 tacos, me dice que tiene una página web cojonuda y pienso que sería bueno tener una tabla o un campo más para albergar las páginas webs de mis colegas… bueno…mmm… un campo más en la tabla email… no es mucho… Joder… 30 tacos ya… ¿Y si pusiera la fecha de nacimiento de la gente? son sólo 3 nuevos campos… claro, y tocar el diseño de altas, bajas, modificaciones y suputamadre… digooo, consultas, consultas… y ya la repera sería que además, me avisara de los cumpleaños de la peña con la fecha del sistema.

Sí, todo es muy sencillo, pero meterme otra vez con este código, joer, la verdad es que no apetece nada… buf… lidiar otra vez con el procedimiento de altas… que se las trae… me da pereza solo pensarlo… bueno, voy a echar una partidita al counter y mañana me pondré…

Me voy apuntando las cosas en una libreta y me digo, ya lo haré, no es mucho, un par de horas a lo sumo… Otro día… En verano, que tendré tiempo. Mientras tiraré de la agenda de papel, que es super útil, joder, mejor que este follón.

Y en verano, cuando le echas un vistazo al código, te das cuenta que los comentarios no son buenos, que apenas te acuerdas de lo que hacía cada función o procedimiento, que la BBDD es una mierda y retocarla es peor que hacerla de nuevo… y que deberías haber estructurado mejor el código, porque un procedimiento con 280 líneas es demasiado grande y podrías subdividirlo… así no hay quien se entere. Te vas a la librería a comprarte una agenda de piel de puta madre, super nueva, cojonuda…

Continue reading

Recursos en Ajax para tu Blog o Sitio Web

Necesitas darle a tu blog o sitio personal un look moderno?

AjaxBuddy es un repositorio gratis de herramientas web para dar un "Estilo Web 2.0", es genial para dueños de sitios que no tienen tiempo de aprender un lenguaje de programación por completo, o simplemente para tener el código de donde partir para hacer lo que necesitas. Muchos exigen reemplazar pequeños valores para comenzar a funcionar, pero incluso los más complejos son grandes herramientas de aprendizaje.

 

En la web encontraremos herramientas como:

Flickr Like edit

SlideShow Viewer

Ajax instant edit

Ajax Feed

 

Y muchas más, no dejen de visitar esta excelente página, en mi caso va directamente a mis marcadores. xD

Visto en Inglés en: LifeHacker
Link: AjaxBuddy

Aprende a Pensar

Hoy en día se habla mucho de productividad y para eso se implementan distintas metodologias y programas que hagan mas rapido cualquier proceso, lo que no se tiene en cuenta es, que asi se sea lo mas productivo posible a traves de estas herramientas, solo se mejorara un 30%. Lo que realmente hay que aprender a hacer es: “Aprender a Pensar”…

Seguir leyendo…

Cómo hacer planes que sirvan para algo

En este artículo se quiere echar un vistazo práctico, sencillo y al grano sobre uno de los temas que más suelen interesar al pequeño y mediano empresario.

La planificación

 Prácticamente casi ningún empresario es tan osado hoy día como para decir que planificar no sirve para nada (ya sea planificar el marketing, el propio negocio o la estrategia futura).

 Pero lo cierto es que muchos lo piensan en secreto y por experiencia la enorme mayoría de emprendedores y profesionales tienen un serio escollo con este tema (y no es para menos), alrededor de la planificación hay una serie de malentendidos y mitos que se van perpetuando y desterrarlos para siempre es uno de los objetivos de este documento.

 No hace demasiado un amigo, gerente de una delegación de empresa me comentaba la experiencia frustrante de sentarse con el plan de marketing. Puso todas sus ganas, siguieron un guión profesional y al final lo que obtuvo fue dejarlo por imposible, tras perder el tiempo y tener luego que aplicarse en las tareas atrasadas (que no se habían hecho a causa del intento de planificación). Resulta una historia bastante común, la verdad.

 Hacer planes en la pyme es como una de esas relaciones amor – odio, eres consciente de que no puedes ir a salto de mata pero ponerse a hacer planes resulta una experiencia inútil.

 Hay empresarios que por orgullo aprietan los dientes y terminan su plan (entendiendo terminar por haber “rellenado” todos los puntos del modelo que han usado), pero acaban con tal hartazgo que el plan queda “castigado” en el fondo de un cajón y nunca más se mira.

Continue reading